Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.

VIVIENDAS TURÍSTICAS VACACIONALES DE MENORCA

Ante el proyecto de modificación de la Ley 8/2012 de Turismo de las Illes Balears, queremos hacer una breve explicación respecto a los contratos de arrendamiento por temporada.Leer +

casa y llavesNos referimos a los contratos que no sirven para cubrir la necesidad permanente de vivienda, es decir, periodo inferior al año. El primero, normalmente utilizado para contratos de personas que vienen a trabajar unos meses y el segundo para personas que vienen a disfrutar como turistas. 

Nos encontramos ante dos tipos de contratos:

  1. Contrato de arrendamiento de temporada – Se rige por la ley Estatal - L.A.U. (Ley de Arrendamientos Urbanos)

-          Contratos de duración inferior a 12 meses.

-          Se exige una fianza de 2 meses que se debe depositar en el IBAVI (Institut Balear de l’Habitatge). Excepto si el inmueble fuera rústico que no se exige fianza.

-          Voluntad de las partes

-          Se debe regular de forma expresa lo que no esté pactado en la L.A.U.

-          No hay responsabilidad por accidentes del inquilino. El inquilino tiene la condición de particular, no de turista

-          No se prestan servicios complementarios de hostelería

-          El alquiler está exento de I.V.A.

  1. Contrato de alojamiento turístico – Se rige por la Ley Autónomica – Ley 8/ 2012 de Turismo de las Illes Balears (actualmente hay un proyecto de modificación de la misma que se está debatiendo el en Parlament Balear)

-          El alquiler vacacional de viviendas turísticas las comercializan empresas turísticas (personas físicas o jurídicas) o el propietario        

  • Es una organización empresarial y una actividad habitual (art. 30 LTIB), en la actividad turística (fuera del entorno habitual del alojado (art. 3 LTIB)
  • El propietario entendido como empresario, que lo es, al prestar servicios complementarios y organizando empresarialmente la actividad (gestionando las reservas, etc)
  • Está sujeto al I.V.A, actualmente el 10%
  • El cliente además tiene que pagar el impuesto turístico sostenible por cada noche. El comercializador es el que gestiona el mismo y debe pagarlo posteriormente al A.T.I.B
  • Plazo de prescripción para reclamar: 3 años (1967.4 CC)
  • Se comercializa en canales turísticos (webs, agencias de viajes, turoperadores)

-          Tipología permitida:

  • Vivienda unifamiliar aislada, única en el solar o parcela, y aislada en el sentido que no tienen otras viviendas contiguas (Ejemplo: Chalet con piscina y jardín)
  • Vivienda unifamiliar entre medianeras, siempre que esta sea la única parcela (Ejemplo: Casa en el pueblo)
  • Vivienda unifamiliar pareadas (Ejemplo: Dúplex)
  • Dos o más viviendas en una única parcela respecto de las cuales se deba valorar la existencia de analogía, entre ellas y tenga tipología tradicional (Ejemplo: Complejo de apartamentos)

-          Algunas de las particularidades a destacar:

  • Máximo de 6 dormitorios y con un máximo de 12 plazas
  • Mínimo 1 baño por cada 3 plazas
  • Estancias cortas de duración: no superior a 2 meses
  • Cesión temporal del derecho de goce y disfrute de la totalidad de la vivienda
  • Consideración del turista como consumidor. Reclamaciones.
  • Es obligatorio que el comercializador tenga un seguro de Responsabilidad Civil con un importe mínimo de 300.000 Euros con una franquicia máxima de 600 Euros por siniestro para cubrir daños materiales y corporales.

-          El comercializador debe prestar los siguientes servicios al cliente:

  • Limpieza periódica de la vivienda
  • Ropa de cama, lencería, menaje de casa en general y reposiciones
  • Mantenimiento de las instalaciones
  • Servicio de atención al público en horario comercial
  • Servicio de asistencia telefónica durante 24 horas

Comunidad de Propietarios – Régimen de Propiedad Horizontal

En la actualidad, en los pisos solamente se pueden realizar contratos de arrendamiento de temporada regulados por la L.A.U.

En el proyecto de modificación de la Ley 8/2012 de Turismo de las Illes Balears se permite la posibilidad de que los pisos se puedan alquilar turísticamente si los Estatutos de la Comunidad de Propietarios no lo prohíben.

Además, el proyecto de modificación contempla que la cédula de habitabilidad esté en vigor, que la vivienda tenga más de 5 años de antigüedad, disponga de certificado de eficiencia energética, contador de agua individual, 1 baño para cada 4 plazas, se mantiene la obligatoriedad de disponer de seguro de Responsabilidad Civil y la renovación de licencia cada 5 años.

El Consell Insular de Menorca tendrá la competencia para decidir las zonas turísticas vacacionales y se establece un techo de plazas turísticas.

Lo más probable, es que el proyecto de modificación de dicha ley, al encontrarse en fase parlamentaria sufra modificaciones antes de su aprobación definitiva.

En Abad & Sintes realizamos cualquier tipo de contrato y le asesoramos al respecto.